miércoles, 1 de abril de 2009

70 años despues

Hace setenta años terminó la Guerra Civil. De ellos, cuarenta transcurrieron en condiciones anómalas en la vida española. Tiempo más que suficiente para que los vencedores elaborasen una compleja mitografía sobre el significado y desarrollo de la contienda que habían ganado merced, entre otros factores, a la inhibición de las democracias en contra de la República y a la ayuda que desde el comienzo mismo de la sublevación les prestaron las potencias del Eje.
Esa mitografía, que pasaba por historia, no tuvo demasiado eco fuera de la España franquista. Desde fecha temprana, la apertura de los archivos nazis por parte de los aliados empezó a teñir de dudas las interpretaciones de lo que a este lado de los Pirineos solía caracterizarse como "la Cruzada". La historia de la Guerra Civil pasó a ser el dominio en que se labraron sus reputaciones algunos autores extranjeros o españoles que residían más allá de nuestras fronteras. Ninguno de ellos podía caer bajo la férula de la censura, aunque sus publicaciones no siempre tuvieron la divulgación que merecían. Subsiste como auténtico inventario de los despropósitos franquistas la fundamental obra de Herbert R. Southworth sobre el mito de la cruzada de Franco.
La elaboración de una auténtica historia de la Guerra Civil hubo de esperar al fallecimiento del dictador y a la recuperación de las libertades democráticas. Fue una ocupación inmediata que resultó en un diluvio de publicaciones, en las que se recordaba de dónde veníamos y lo que los demócratas españoles hubieron de sufrir. Desde entonces, han transcurrido casi tantos años como los que tuvo la dictadura para intentar implantar sus interpretaciones en las mentes de los niños que accedieron a la escuela pública o a la privada, mayoritariamente confesional, a lo largo de los "años de paz".
Libres de censura, de los tiernos cuidados de la Dirección General de Seguridad, de la Brigada Político Social, o del Tribunal de Orden Público, lo que los historiadores han ido poniendo al descubierto no ha dejado incólume ni una sola de las tesis fundamentales que acuñaron y propagaron los vencedores. En mayor o menor medida, todas han ido cayendo una tras otra. Ninguna ha podido resistir la contrastación crítica con las fuentes primarias. Lo que escribieron los "historiadores" del régimen -policías, soldados, propagandistas y académicos complacientes- ha resultado ser, salvando contadísimas excepciones, mera "historietografía", por utilizar una expresión que ha hecho fortuna.
Ello no obstante, de un tiempo a esta parte, a partir esencialmente de la victoria en las urnas del Partido Popular en 1996, hemos asistido a una extraña revitalización de los viejos mitos franquistas. Es como si los conocimientos extraídos del penoso análisis de archivos y documentos de época no hubiesen servido para nada. El antecedente del actual régimen democrático que fue la Segunda República se ha distorsionado hasta la saciedad. Se ha transmitido, y algunos siguen transmitiendo, una visión ideologizada y escasamente conectada con la realidad histórica de lo que fue la primera ocasión en la que las fuerzas de la izquierda y del centro-izquierda impulsaron desde el poder una profunda modernización de España.
La Iglesia católica, por su lado, ha procedido a beatificaciones masivas de víctimas de la violencia republicana, a la vez que ha guardado un discretísimo silencio sobre su responsabilidad en la configuración ideológica de "la Cruzada" y en la violencia franquista, más aterradora, masiva y duradera que la de sus oponentes. Su papel en la represión tras la guerra está empezando a ser desvelado. No es algo de lo que pueda sentirse orgullosa.
En definitiva, el pasado se ha reinterpretado a la luz de las necesidades de la pugna política e ideológica del presente. Tal vez para hacer frente no sólo al partido socialista en el poder sino, más significativamente, para cortocircuitar el movimiento profundo que en el seno de la sociedad civil se ha generado de unos años a esta parte para recuperar la memoria de los vencidos, poner al descubierto las "fosas del silencio", identificar los verdugos y sacar a la luz el dolor diferido de los nietos de las víctimas de aquellas salvajadas. Ha quedado claro para sectores cada vez más amplios de la sociedad española que la figura de Franco no puede ser intocable, antes al contrario. Su imagen y la de su régimen sólo se defiende hoy a través de la acumulación de mensajes negacionistas respecto a la Guerra Civil.
El conocimiento de un pasado aherrojado, manipulado y desvirtuado es condición indispensable para asentar sobre bases firmes la conciencia democrática. La Guerra Civil fue una inmensa fractura de la sociedad española y sus efectos se harán hacer sentir durante muchos lustros. Es siempre conveniente volver a divulgar su inanidad. Porque respetamos la verdad. Porque estamos comprometidos con el conocimiento. Por amor a la democracia. En último término, por respeto a quienes lucharon y sufrieron por ella.
Somos conscientes de que aún quedan dimensiones por desvelar. Esperamos con impaciencia la anunciada Ley de Archivos. Confiamos en que el Ministerio de Defensa se decida alguna vez a abrir los archivos en los que se remansa la represión sistemática que desarrolló el aparato militar de la dictadura, su más firme sostén, su brazo derecho. Del estudio de los Consejos de Guerra de la época y de los veinte años sucesivos se desprenderán lecciones que los demócratas españoles no podremos, ni deberemos, olvidar. Visto aqui
  • ACTUALIZACION:Durante unos dias dejare de publicar y visitaros, pues ando algo "pachucho".
  • Hasta pronto.

20 comentarios:

Esther dijo...

Estoy contigo no hay que olvidar la historia y si hay que sacar a la luz delitos en contra de las libertades de algunos o de su vida,pues se sacan, nadie es intocable, ni Franco y menos a estas alturas..

besitos solete

Cecilia Alameda Sol dijo...

Totalmente de acuerdo en todo: en que ya es hora de saber, de desmontar los mitos que metieron en la cabeza a los españoles durante larguísimos años, desvelar el papel de la iglesia y la verdad acerca de los asesinados... Pero todavía hay mucho miedo, recelos de quienes deberían contribuir a esclarecer el pasado. Todavía están muy crecidos los que se niegan a abrir los libros de historia por las páginas de la República y la guerra (aunque no se cortan en celebrar hechos más antiguos, como el manoseado 1808. Todavía hay gente a la que le escuece hablar de aquel régimen maldito del que, supongo, se cree sucesora.

P Vázquez "ORIENTADOR" dijo...

A nadie le gusta que le demuestren que aquello no era una guerra de liberación, que se llamaba en la "Enciclopedia" ni que aquellos héroes no eran más que asesinos.

Carmen dijo...

Es cierto que cuesta mucho desmontar un imaginario creado con falsedades, mentiras y falacias durante tantos y tantos años pero aunque ya han pasado 70 años cada vez se arroja más luz en esa parte tan dramática de nuestra historia, historia muchos años contada solo por la parte vencedora, historia falaz en la que muchas generaciones hemos crecido. Gracias por no dejarnos adormecer nuestra mente. Un beso

La Gata Coqueta dijo...

A ver si hay posibilidad de que una vez por todas se abran esos famosos archivos sin costiparse...

Para que la nuevas generaciones tengan una conciencia más clara de lo que paso en esos fatidicos años, que trajo destrucción para las familias acompañado de miserias y hambrunas y que aun hoy están como están unos aquí y otros ni se sabe donde...

Por el momento te dejo una sonrisa como despedida, que esa hoy por hoy es nuestra.

Hasta más ver...

GINEBRA dijo...

Cuando se de luz verde a la Ley de Archivos podremos conocer muchos hechos de este período tan crucial de nuestra historia, querido Naveganterojo... En cuanto al comentario de las masivas beatificaciones de la Iglesia a represores de republicanos, ¡qué te voy a decir!!!! Son alienígenas de otro Planeta anclado en más o menos el siglo XII, pero con unos intereses claros de boicotear cualquier medida progresista y social..
Había leído la noticia de la muerte en la ććarcel de este iraní blogero, es demencial... encarcelado por hablar mal del régimen de su país, vamos, por expresar su opinión!!!! jodidos fundamentalistas, todas las religiones van a lo mismo: LIMITAR LA LIBERTAD DEL HOMBRE. Creo que su muerte no es un suicidio, no me lo trago... me da mucha lástima... Besos

daalla dijo...

De todo lo que has traído aquí y que suscribo por completo, compañero, me quedo con la urgencia de la Ley de Archivos. Sólo los que buscamos el rastro de nuestros muertos, asesinados ya en fecha tan temprana de octubre del 36 (hubo muchísimos más antes) somos conscientes de las dificultades de encontrar algo de ellos en los archivos que se prestan a ser consultados. Concretamente de nuestros familiares no hemos encontrado casi nada. Hasta que no podamos entrar verdaderamente en los archivos militares y, sobre todo, en los de la Guardia Civil, no seremos capaces de reconstruir la verdadera HISTORIA.
Como siempre, un abrazo Navegante.

Perséfone dijo...

A ver si es verdad que se abren de una vez esos archivos. A saber lamierda que esconderán y la que nunca llegará a salir a la luz.

Y es que, aunque parezca mentira, creo que aún existe mucha censura, a la cual,sin duda alguna, contribuyen el miedo o incluso el rencor.

Duende Crítico dijo...

No estoy de acuerdo que con el PP se empezó a revitalizar la historiografia franquista. Sí que es cierto que han sido sectores de la derecha retrógrada quienes han visto con buenos ojos al dictador. Creo que debemos recordar que el Partido Popular es una formación que abarca un gran espectro político, dentro del cual encontramos a una derecha más moderna que nunca ha reconocido al franquismo.

Por lo demás, la verdad es que la situación es, cuanto menos, curiosa.

Saludos Navegante.

Paqui dijo...

Triste,triste un aniversario que no debía existir.Injusto,muy injusto y cruel,todo lo que sucedió.Esto se contradice con conocer es amar,en este caso conocer es odiar.
Miles de muertos,miles de palabras sin poder pronunciar.Represión pura y dura.
Las primeras vacunas de la poliomielitis sólo eran para los hijos del "régimen" y como ésto mil cosas más.....
PD.Me ha encantado el cambio de tu entrada,más serena.Luna sigue preciosa y juguetona.
TQM.Paqui

severino el sordo dijo...

Saludos navegante ,la historia siempre ha sido escrita por los vencedores,solo tienes que recordar lo que nos enseñaban cuando eramos crios a la republica no tengo recuerdos de que fuers nombrada,pero sin embargo si recuerdo el alcazar y el general moscardo, y si unno hace turismo cuantas iglesias hay con su placa o monumento de caidos por dios y por España,por eso es importante recuperar estos setenta años de olvido y poner a la republica y los caidos por ella de nuevo en la historia, y a los fascistas no borrarlods de ella sino colocarlos en el sitio que se merecen ellos y los hechos que cometieron,un saludo.

lys dijo...

Yo todo esto lo he tenido que aprender ya muerto Franco y en el extranjero por eso la historia que tengo es la contada por mi padre, cuyo padre, es decir mi abuelo, era rojo y pasó cinco años y un día en las infames cárceles de la España en guerra.

Dicen que es mejor no abrir nuevas heridas, y que hay que mirar al futuro. Yo creo que eso esta bien, lo que pasa es que todavía hay gente que no ha recibido justicia. Hay que perdonar y pasar página pero no olvidar. Los harchivos de la memoria del pueblo español deben darse a conocer, estar al alcance de todos.

Espero que te mejores y que no sea nada malo.

Un beso.

Isabel dijo...

70 años que terminó la guerra, ganaron los golpistas, pero el dictador siguió matando gente hasta la hora de su muerte, y la iglesia, siempre a su lado. Muy buen post. Un beso

daalla dijo...

Espero que te recuperes pronto y no nos dejes mucho tiempo huérfanos de tu buen hacer.
Un abrazo, amigo.

severino el sordo dijo...

que vaya pa pronto y un abrazo amigo.

Esther dijo...

Aunque hoy no has publicado te dejo un besito, me imagino que andarás liado .

Susana Vera-Cruz dijo...

Querido Navegante, creo que todos los pueblos han sufrido tantas injusticias, y justamente los màs pobres y desprotejidos, son los que màs sufren.
No puedo entender como el hombre se auto destruye y goza con eso.

Cuando veo en las noticias, todos esos actos de violencia en tu paìs y con tantos muertos inocentes, digo...còmo no poseen alma? que matan y matan sin importar edad.
En toda guerra o batalla, nunca hay ganadores, todos somos perdedores al fin y al cabo.
Sòlo deseo de corazòn que tanto en tu pueblo como en todos aquellos que sufren por las injusticias y la muerte, logren alguna vez por fin cobijarse, en las alas de la Paz.

Un beso grande amigo querido y lindo fin de semana.

Susana-Agualuna

SaiZa dijo...

Ya sabes lo que opino de este tema y por algo mi Blog es el Rincón de la Memoria. Desearte que te recuperes pronto. Un besazo.

Inga Luv dijo...

Pues despachúchate lo antes posible. Tu recuerdo de la memoria histórica es de agradecer!

Mejórate.
besos!

M.Angel dijo...

Muy buena entrada, como siempre.

Descansa, que te lo has ganado.