lunes, 9 de febrero de 2009

Una historia mas

«No sé si fueron más afortunados los que murieron o los que sobrevivimos» A sus 92 años de edad, y con algunos fallos de memoria, Luis Estañ vive en una calle que lleva su nombre en Callosa de Segura, la localidad que le vio nacer y donde se dedicó a refinar el cáñamo hasta que estalló la Guerra Civil. Poco más que esa calle ha obtenido en reconocimiento a su supervivencia este ex teniente republicano en su país, tras salir de uno de los campos de exterminio más siniestros del entramado nazi, Mauthausen, donde fueron deportados desde campos de Francia muchos republicanos españoles. Aunque nunca proteste por ello -"la vida me ha zarandeado pero no me puedo quejar"- Estañ vive de una escasa pensión como militar retirado que le da "para vivir lo justo", pero en cambio sí recibió una indemnización del gobierno alemán y vivió tres años "compensado, quizá en exceso" en Francia tras ser liberado en mayo de 1945 y no ser reclamado por un régimen que no le consideraba español. Dice que su mayor error fue volver a España en 1948 "pero no soportaba las cartas de mi madre pidiéndomelo", explica. Cinco años pasó Luis Estañ en poder de los alemanes, un tiempo que, afortunadamente, ya ve lejano, "como que casi no me afecta porque ha pasado mucho tiempo, pero pasé muchos años sin poder dormir y mirando para todos lados porque allí la vida era la subsistencia y la muerte podía venir por cualquier sitio". Sin querer dar apenas detalles de ese lustro "por no ser desagradable", Estañ reflexiona sobre su suerte al sobrevivir y asegura que "aún no he podido aclarar si fueron más afortunados los que murieron -la mayoría de españoles murió al principio- o los que sobrevivimos. Lo que yo viví en Mauthausen es inexplicable, y hay cosas que no contaré nunca. La vida era tan feroz que sólo pensabas en sobrevivir". Pese a todo, no guarda rencor: "No busco el odio, siempre intento encontrar atenuantes. La vida es una función de teatro y tenemos cada uno un papel que cumplir, aunque no sea el que nosotros queremos. Los guardias tenían su papel y a mí me toco vivir el mío". Se relaciona con alemanes de la provincia "pero no hablamos de eso", y cree que el ser humano no aprende de los errores de la historia "porque siempre quiere ser superior al otro", en referencia a los ataques israelíes sobre Palestina, pero añade que "si se juzga a los judíos por ser judíos y a los musulmanes por ser musulmanes no llegaremos a ninguna parte". Visto aqui

15 comentarios:

SaiZa dijo...

Muy apropiado el titulo, "Una Historia Más", por desgracia asi es, una historia de tantas que se han contado y una de tantas que nunca se contaran. Pero es importante seguir sacando a la luz estas historias y los recuerdos de los supervivientes, y luchar por una memoria digna. Un beso
¡Salud, Memoria y Libertad!

daalla dijo...

Impresiona que después de todo lo que ha sufrido tenga esa lucidez y esa capacidad de ponerse en el lugar incluso de los que le hicieron pasar por cosas que nosotos ni nos imaginamos.
Sigue trayendo a la memoria a personas así. Demasido tiempo han estado en el olvido.
Un abrazo

Zamora dijo...

Tambien se equivoco la paloma .
“Educad a los niños y no será necesario castigar a los hombres”…PITAGORAS.
vosotros sois los que me inspirais a mi , un abrazo navegante y que las velas de tu barco siempre nos lleven por el camino de la paz.

P Vázquez "ORIENTADOR" dijo...

Sabias palabras desde la experiencia.

dhb dijo...

Gracias Navegante por compartir con todos nosotros este ejemplo. Que jamás falle nuestra memoria, una forma más de revindicar la verdadera historia.

Fuerte abrazo

Salud y III Republica ¡YA!

Loc@ dijo...

Entré en la página que enlazas y los comentarios que hay a dicha noticia, la mayoría, son de puta pena. Se van por los Cerros de Úbeda.
Aparte. Encantada de volver a leerte, te lo copio y publicaré más adelante. Besos y buen día. Hoy ha salido el sol. Paquita

moderato_Dos_josef dijo...

me parece que tiene mucha razón en lo que dice al final. No se puede juzgar a los judíos por ser judíos o a los musulmanes por ser musulmanes y etc. Aquí solo hay una especie y todos somos lo mismo: Seres humanos.Un abrazo!

Esther dijo...

una historia conmovedora y ver como ese hombre despues de todo lo que ha pasado no guarda rencor ni odio ...Increible de verdad. Besitos solete

Tere dijo...

Ayer por la cadena de tv CUATRO ví el reportaje sobre Palestina de Jon Sistiaga y era doloroso e impresionante,se necesitarían toneladas de tolerancia,amor y de no sé qué para que esos niños no conviertan esas vivencias en odio,rencor y venganzas.Ojalá puedan subliminar tanta desgracia como este hombre,aunque tengo serias dudas,es demasiado el abuso.
Respecto a las fotos de Londres me queda mucho por enseñar y mañana toca Pattaya (Tailandia),mi hija y mi yerno están alli por el trabajo de él y ella prepara su oposición a Magisterio para Junio.Un abrazo

Cecilia dijo...

Es una fortuna, creo yo, que pudieran algunos vivir. Sufrieron un montón pero al menos pudieron contarlo luego para que el resto de la humanidad se enterase de lo que había ocurrido en esos campos siniestros. Y tuvieron ocasión de encontrar cariño y comprensión en sus hijos y sus nietos.
Pero debe ser difícil vivir siempre con ese peso en la memoria

Cemanaca dijo...

"Pese a todo, no guarda rencor: "No busco el odio, siempre intento encontrar atenuantes. La vida es una función de teatro y tenemos cada uno un papel que cumplir, aunque no sea el que nosotros queremos. Los guardias tenían su papel y a mí me toco vivir el mío"

Ante semejante sufrimiento que padeció y luego después de tantos años diga estas sentidas palabras sin atisbo de rencor...
definitivanmente es un ser humano maravilloso.

Saludos conversos

Perséfone dijo...

La verdad es que me ha impactado esta entrada. Además de ser una historia espeluznante refleja una personalidad admirable y llena de valor.

Por cierto, relacionado con este tema acabo de recordar "Lágrimas rojas" de Víctor Riverola. Si no lo has visto ya, creo que podría gustarte.

Un saludo.

UN LUGAR DONDE RESISTIR dijo...

Se me ponen los pelos de punta con esta gente. No se si yo sería capaz de vivir lo que ellos han vivido y soportar la estupidez humana repitiendo los mismos errores una y otra vez.
Son un ejemplo

GINEBRA dijo...

Un homenaje muy bonito y merecido desde luego... vidas anónimas (que ahora no lo son tanto porque nos las acercas aquí) que lucharon por la democracia. Besos querido amigo

Naveganterojo dijo...

Saiza, viendo como estan las cosas, creo que una "simple" historia que saquemos a la luz, tendra el valor de miles de ellas que jamas veremos.
Aunque mi deseo seria que todas y cada una de ellas vieran la luz.
Un abrazo.
Salud y republica.

Daalla,es cierto, lo que mas me impresion de esta lectura es la lucided y ganas de perdonar de este hombre.
Ojala todos podamos tener su mentalidad.
Un abrazo.

Zamora, gracias, pero para no tirarnos la piedra unos a otros, dire que todos aprendemos un poco de todos,ja,ja.
Un abrazo amigo mio.

Orientador, la experiencia es la que da la sabiduria, la pena es que muchos no quiene aprender.
Un saludo.

Desi......muchas gracias por tu visita, animo amigo mio, sabes que estoy a tu lado.
Un fuerte abrazo.
Salud y republica.

Paquita, es preferible quedarse con lo bueno del articulo, y tirar el resto a la basura, sinceramente, las personas que escribieron comentarios no han tenido un pasado tan duro como el de este hombre.
Un abrazo.

Moderato, el dia que descubramos lo que tu has dicho,que todos somos seres humanos, se habra acabado el hambre, las guerras y la miseria moral de millones de personas.
Un abrazo.

Esther, quiza la leccion que este señor nos da a todos es la de saber perdonar, deberiamos aprenderla y yo el primero.
Un abrazo amiga mia.

Tere, ¿quie va a invertir su tiempo en hacer lo que tu dices en Palestina?, es mas comodo sembrar odio que amor, sembrar venganza que ganas de vivir en paz.
Estoy deseando ver las fotos de Tailandia.
Un abrazo.

Cecilia, cuando leo estas historias lo primero que me pregunto es,¿yo me quejo del dolor pasajero que me ha causado una persona?, ¿y estos hombres y mujeres que sobrevivieron a las pores barbaridades imaginadas por el hombre, nos hablan de perdon?.
Creo que su moralidad es mayor que la nuestra.
Un abrazo.

Cemanaca, cuanta razon tienes, como le he dicho a Cecilia, creo que estas personas tuvieron una mentalidad que nosotros hoy no sabemos tener ni comprender.
Quiza sea la meta que necesitemos todos, alcanzar la paz interior y el perdon para todos.
Un abrazo.

Persefone, en cuento he leido tu comentario he "encendido la burrita" y ya esta descargandose,(no se lo digas a los de la sgae).
Gracias por la recomendacion y un abrazo.

Un lugar donde....creo que muchos pensamos como tu, quiza no estemos echos de la pasta de la que estan echas estas personas.
Lo que hace que mi admiracion por ellos se multiplique.
Un abrazo.

Ginebra, cada nombre propio con su historia que sale a la luz, es un trozo del corazon de la republica y sus gentes que arrancamos al olvido.
Un abrazo amiga mia.