viernes, 6 de febrero de 2009

Primero suizos y ahora...Brigadistas...¿chinos?

Que nuestra guerra civil fue la guerra de los corazones valientes y libres contra la opresión fascista no lo duda ya nadie, pero que hasta los chinos vinieran a luchar con las brigadas internacionales, es algo que muy pocos sabían, Gracias camaradas

"Salutamos les puebles bravissimos de la España", decía uno de los carteles colgados en las calles de Yanan, cuartel general de Mao Zedong, en 1937. Las faltas de ortografía no impiden entender este mensaje de solidaridad lanzado por el líder chino a las tropas republicanas durante la Guerra civil. Pero la fraternidad del pueblo chino con España fue más allá de carteles y consignas políticas: ese año, un grupo voluntario de chinos se alistó en las Brigadas Internacionales para luchar fusil en mano contra el fascismo.

Se cree que pudo haber unos cien voluntarios, el libro La llamada de España,escrito por un matrimonio taiwanés, ha recopilado sus historias tras más de diez años de investigación, un libro que ya ha empezado a ser traducido al castellano por un equipo de la Universidad Autónoma de Barcelona su publicación está prevista para este verano.

Vinieron desde Estados Unidos, Francia, Alemania, Indonesia, y desde la propia China,

El único brigadista que llegó directamente de China fue Chang Aking, un líder sindical de Shanghai perseguido por el temido Kuomintang. Para escapar, Chang se embarcó rumbo a Europa y, durante el viaje, un cocinero vietnamita le convenció para que se fuera a luchar a España. No tuvo suerte: fue capturado poco después de llegar a Asturias y su nombre aparece entre la lista de presos de la cárcel de San Pedro de Cardeña (Burgos). Aún se desconoce su paradero.

Foto de un soldado chino en la cárcel de San Pedro de Cardeña, Burgos, en abril de 1938. -

"Nos da igual a que partido o religión pertenecían, nos impresionó su espíritu de entrega", dice esta taiwanesa de rostro pequeño y entrañable. Para reunir toda esta documentación, los Tsou pasaron muchas horas en el Archivo General de la Guerra Civil de Salamanca, solicitando carpetas y fichas que nadie había consultado antes. "Algunas tenían tanto polvo que no podía ni abrir los ojos", explica Nancy, frotándose la nariz y los ojos para recordar ese momento. Nancy también recuerda el frío que pasaron en el Archivo Militar de Ávila, una ciudad que les sorprendió al descubrir que una calle seguía llamándose "del Generalísimo Franco". "En China siempre se ha identificado la Guerra Civil española con la guerra contra el fascismo", añade Len.

Visto aqui.

Mas informacion

10 comentarios:

Zamora dijo...

Me agrada mucho saber sobre la historia de nuestro pais , la pena es que sea la historia de una guerra, pero bueno ..que se va ha hacer.
Gracias por las lecciones amigo.

moderato_Dos_josef dijo...

Chinos! Increíble. No me lo puedo creer pero ahí está la historia para decírmelo. Un abrazo.

daalla dijo...

Si desconocida era, para mí al menos, la historia de los brigadistas suizos aún es mucho más ignorada la participación de los brigadistas chinos. Emociona pensar cómo, personas en apariencia tan lejanas no sólo por la distancia sino también por la cultura, fueron capaces de dejar su país (fuera el que fuese) y cruzar el mundo para luchar por unos ideales que eran también los de los nuestros.
Me siento agradecido y orgulloso de ellos.

UN LUGAR DONDE RESISTIR dijo...

Espero que quede gente como ellos, porque me da la impresión de que nadie está dispuesto a vivir de acuerdo a unos principios tan exigentes.
Saludos

Cecilia Alameda Sol dijo...

Caray, no tenía ni idea de que vinieron chinos a combatir al fascismo. Pero a estas alturas, lo de Mao no me enorgullece porque sabemos como se las gastaba el tipo.

Miguel dijo...

No simplificaría la segunda República y la contienda posterior en buenos y malos.
Como cualquier maniqueísmo, no es acertado.
La historia, como la vida, no es blanco o negro, sino todo un abanico de grises.

Tema éste al margen...cualquier situación extrema nos muestra conductas miserables y también heróicas.
A los 100 chinos, aunque imagino poco informados de la situación española, no les faltó valor.
Lástima que no cien sino cien mil, nop se levantaran contra su implacable sistema.

Un abrazo.

AF dijo...

Bella e interesante historia. Siempre me sorprendo de encontrar, tantos años después y después de tantas películas, novelas, libros de historia, etc., cosas interesantes y nuevas que escuchar o leer sobre la Guerra Civil.

Un saludo.

m.eugènia creus-piqué dijo...

Desconocía por completo esto que nos has contado, conocía brigadistas pero chinos ? Me alegra saberlo mi niño, gracias por ello.

El iResponsable dijo...

Sabía lo de los brigadistas pero no tenía ni puta idea que llegaran desde tan lejos.

Un saludo

Esther dijo...

Es bonito saber que otras personas de otros países lo dieron todo por la causa..Haces bien en este post hacerles como un homenaje,haciendonos saber de su valor y su humanidad..Besitos solete