miércoles, 14 de enero de 2009

Las primeras victimas," la chusma y los heroes"

Desde siempre se ha venido sosteniendo oficialmente que la Guerra Civil española comenzó el 18 de julio de 1936. Y esto no responde a la verdad. Entonces el general de Brigada de Infantería Emilio Mola Vidal, comandante militar de Navarra, como ‘director’ de la organización de la sublevación, una vez alcanzado un acuerdo con los requetés y la jefatura de Falange Española y de las JONS y contando también con el consentimiento de la última del general de División Francisco Franco Bahamonde, comandante general de Canarias, el momento del alzamiento lo fijaron para el día 17 (viernes) a las 17 horas en Ceuta y Melilla y en el protectorado español de Marruecos. El líder inicial era el teniente general José Sanjurjo, que falleció en accidente aéreo cuando se iba a iniciar la contienda. Por cierto, el general Franco en aquel entonces tenía previsto ir a Inglaterra a practicar golf y a mejorar su inglés. La sublevación se adelantó en Melilla, donde falangistas y otros individuos comprometidos procedieron al reparto de armas entre las agrupaciones de derechas de la ciudad en la Comisión de Límites. Y la maquinaria del golpe se puso inmediatamente en marcha. Por otro lado, la columna bajo el mando del coronel de Infantería Maximino Bartomeu, integrada por la 7ª compañía de ‘Cazadores’ y unos pocos marroquíes, en total unos cuarenta soldados, con suboficiales y oficiales de la unidad, se personó en Melilla, declarando, una vez allí, el estado de guerra, exhibiendo para ello el bando que suscribía Franco. Por cierto -y aunque parezca increíble-, en la terraza del café ‘La Peña’, estaba sentado un conocido republicano izquierdista local, y el jefe del piquete insurrecto, ni corto ni perezoso exclamó ‘¡Muchacho, dame el fusil!’. Un gesto rápido, un disparo, y ese fue el primer muerto de la jornada que quedó en el suelo. Era, desde luego, la primera víctima de la guerra civil que acababa de comenzar. Después, llegarían los soldados de Tabor de regulares (moros en su mayoría) y asaltaron la base de hidroaviones de Mar Chica. Los aviadores opusieron, naturalmente, resistencia y murieron el sargento Lobalen Ben Mohammed y el soldado Mohammed Ben Ahmed, considerados como los primeros muertos del bando ‘nacional’ y de las fuerzas indígenas que apoyaron la sublevación. Los doce aviadores fieles al Gobierno legal de la República fueron muriendo en las horas y jornadas siguientes. Al jefe de la base, comandante Virgilio Loret, le llegaría su turno el 23 de julio, ‘paseado’, o sea sin pasar por consejo de guerra. Era tío político de la escritora feminista Lidia Falcón, que lo cita en sus memorias, ‘La vida arrebatada’ (Anagrama, 2003). Por más que investigué hace tiempo, no conseguí información de primera mano, sobre cómo fallecieron aquellos -los primeros días del alzamiento- que se mantuvieron fieles al Gobierno en África, pues los vencedores de la guerra se encargaron de borrar su memoria. Sólo se sabe que en la madrugada del 18 de julio de 1936 aparecieron centenares de cadáveres en las playas y localidades de la zona del Protectorado español de Marruecos. Eran los cuerpos de los que habían muerto durante las luchas callejeras y en los primeros ‘paseos’ o ejecuciones efectuadas por elementos (controlados por los militares sublevados): las víctimas eran detenidas por grupos armados que las trasladaban hasta el lugar donde eran asesinadas, dejando su cuerpo a la vista. El teniente coronel de Estado Mayor, nuevo alto comisario en Marruecos, Juan Beigbeder, anotó los nombres de las personas detenidas y asesinadas esa misma noche. Los tenientes Jacobo Boza y Francisco Reinoso Martínez fueron los primeros muertos del bando sublevado. La cosa sucedió así. Esos oficiales, al mando de una sección del arma de Ingenieros, recibieron la orden de apoderarse de la oficina de correos de Larache en la madrugada del día 18 de julio. Una descarga procedente del interior del edificio los mató a ambos. Cuando los militares rebeldes finalmente penetraron en el recinto, encontraron allí a cinco guardias de asalto y varios funcionarios de correos que fueron abatidos. Así pues, Boza y Reinoso fueron incorporados al panteón de héroes del bando ‘nacional’. Cuando en el franquismo se hablaba de la ‘gesta del Alcázar de Toledo’ y otros episodios similares, a éstos se los citaba como los primeros oficiales caídos, pero de los verdaderos heroes, los que permanecieros leales a su juramento y a la republica legalmente establecida se les borro de la faz de la tierra , se borro su memoria, su vida su pasado, es como si nunca hubieran existido, asi comenzo la limpieza de "rojos" del pais Visto en: La Región de Ourense edición digital Articulo de Manuel Gonzalez Lopez

13 comentarios:

la inkilina dijo...

parece muy interesante tu post

luego vendré a leérmelo con mas calma

un café??

m.eugènia creus-piqué dijo...

Excelente artículo aunque me lo volveré a leer otro día, con la música de " Love story " es imposible enterarme de todo, toda la música de la pelicula me pone la carne de gallina y mi concentración en vez de estar en los ojos leyendo se me va a los oídos escuchando y me quedo embelesada,jajaja soy así de tontorrona.

Naveganterojo dijo...

Inquilina, M.Eugenia, pues nada, esperare vuestros comentarios,ja,ja.
Un abrazo a las dos

Zamora dijo...

NAVEGA NAVEGANTE ROJO, Y QUE LAS BODEGAS DE TU NAVIO SE LLENEN DE HISTORIAS QUE NUNCA SE DEBAN OLVIDAR Y QUE LA LLAMA DE LA LIBERTAD QUE SIEMPRE SEA TU FARO.
NO OLVIDEMOS Y GRACIAS NAVEGANTE

Freia dijo...

Navegante

Pues yo he tenido hoy por fin tiempo y me he bebido tu post de principio a fin sin interrupción. Me ha parecido interesantísimo, ameno y de texto muy ágil, teniendo por supuesto en cuenta y en primer lugar el sentido pedagógico. Yo no tenía ni idea y me alegro de haber podido conocer la historia real gracias a ti.
Enhorabuena por el artículo Navegante...
Un abrazo

Tere dijo...

Paso a saludarte,volveré en otro momento porque ahora mismo no me entero de lo que leo,tú ya me comprendes.Estoy intentando normalizar mis días y me canso rápido.Un abrazo

moderato_Dos_josef dijo...

Amigo, un post interesantísimo. me lo he bebido con algo de rabia, pensando ¿qué habría sucedido de hallar mayor resistencia en Marruecos? Pero no sucedió y tuvimos 40 años de dictadura. Un abrazo.

Perséfone dijo...

Interesante entrada, claro que sí. La encuentro muy educativa.

Un abrazo.

SUSANA VERA - CRUZ dijo...

Querido amigo, si el hombre se diera cuenta de su mente autodestructora, tomara consciencia de ello, todo serìa tal vez un poco mejor y no habrìa tanto dolor en nuestra querida Tierra.

Gracias por tus palabras dejadas en mi blog.

Un abrazo enorme Navegante

Susana-Agualuna

SaiZa dijo...

Sin duda muy interesante. Gracias por mantener viva la memoria y compartir con todos la verdad.
¡Salud, Memoria y Libertad!

GINEBRA dijo...

Muy acertada esta entrada sobre historia de España, la sublevación y la Guerra Civil. Me ha interesado mucho, amigo Navegante. Besitos

La Gata Coqueta dijo...

Mi querido Navegante, paso a darte las gracias por tu paso por la gatera y más por el post en si, siendo y teniendo multiples ideas...

Por el cual te estoy inmensamente agradecida.

Un abrazo y hasta otro momento.

Naveganterojo dijo...

Gracias a todos por vuestros comentarios.
Recibid un fuerte abrazo.