viernes, 9 de enero de 2009

España, el ultimo bastion de la iglesia

Esta visto que desde que gobierna "rodriguez el traidor",(como les encanta decir a nuestros queridos "fachillas"), estamos en boca de todo el mundo, si no os lo creeis leed esto:

La corresponsal del principal diario norteamericano, 'The New York Times', dice que es "la última esperanza en un continente cada vez más irreligioso".

Rachel Donadio (NYT) Valladolid.La escuela de primaria Macías Picavea no parece el lugar más propicio para una revolución. Pero este edificio de ladrillo sin pretensiones se ha convertido en la sede de una de las batallas en la guerra cada vez más intensa entre la Iglesia y el Estado español. En una decisión sin precedentes, un juez resolvió en noviembre que el colegio debía eliminar los crucifijos de las aulas, alegando que violaba la naturaleza aconfesional del Estado español. Aunque la Iglesia católica no era parte en el juicio, criticó la decisión como un ataque injusto a un símbolo histórico y cultural, algo que interpretó como síntoma del creciente laicismo que impera en el país. Si la sentencia fue el más reciente golpe al poder que en otros tiempos tuvo la Iglesia católica en España, su respuesta mostró que España es un lugar clave para el futuro de las relaciones entre la Iglesia y los estados europeos. Para el Papa Benedicto XVI, que ha dedicado sus tres años de papado a intentar que Europa siga siendo católica, España, con un 90% de población católica y una gran tradición, representa la última esperanza en un continente cada vez menos religioso. Esa esperanza se va disipando. Desde 2004, el Gobierno socialista del presidente José Luis Rodríguez Zapatero ha legalizado el matrimonio homosexual y el divorcio exprés, y pretende relajar las leyes respecto al aborto y la eutanasia.

"Guerra abierta"

Sin embargo, la Iglesia y los católicos practicantes están respondiendo, buscando más voz en la vida pública. El resultado es que la Iglesia está inmersa en una guerra abierta con el Gobierno.

España representa no sólo el pasado de la Iglesia católica en Europa, sino quizás también su futuro: un país cada vez más secularizado, con una fuerte oposición católica, o lo que el Papa ha denominado “minoría creativa”, menor en número pero más ardiente en fe. Lo que está en juego es la visión del país: ¿se unirá España a la Europa secularizada o permanecerá como último bastión del catolicismo? “Está claro que existe la preocupación; sería ingenuo negarlo”, dijo de España el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi. “Es un punto crítico en la confrontación de la Iglesia contra la secularización en Europa y en Occidente”, añadió.

Para la festividad de la Sagrada Familia, unas 158.000 personas acudieron el 28 de diciembre a una misa y manifestación en Madrid. La marcha tuvo un perfil más bajo que eventos anteriores. Hoy en día, los prelados españoles se esfuerzan por mostrarse “a favor de la familia” en vez de contra el Gobierno, pero es un equilibrio delicado.

Si la Iglesia se enfrenta demasiado al Gobierno, podría poner en peligro la logística y financiación pública necesaria para que Madrid albergue la Jornada Mundial de la Juventud en 2011. La elección de la ciudad subraya la atención que la Iglesia presta a España.

Legislación

En una entrevista reciente en Madrid, el secretario general de la Conferencia Episcopal Española, monseñor Juan Antonio Martínez Camino, dijo que la ley de 2005 que legaliza el matrimonio y las adopciones por parte de homosexuales era “muy extraña, muy irracional y muy injusta”.

Las implicaciones son mayores, ya que España, con sus 42 millones de católicos, supone una piedra de toque para América Latina. América del Sur cuenta con 324 millones de católicos, la mayor concentración en el mundo.

La Iglesia también está preocupada porque España pueda sentar un precedente para la legislación de la Unión Europea. El Vaticano dijo la semana pasada que reconsideraría su relación con la ley italiana, para evitar adherirse a políticas sociales italianas y europeas a las que se opone.

La Iglesia también llena un vacío en la derecha española. El Partido Popular, de centro derecha, es débil, y nunca se ha implicado demasiado en temas religiosos.

La historia viene de largo. Durante la Guerra Civil Española, entre 1936 y 1939, las fuerzas republicanas de izquierdas mataron a muchos clérigos. Sin embargo, durante las cuatro décadas de dictadura de Franco, el catolicismo fue la religión oficial del Estado.

“España cambió muy, muy rápido”, dijo José María Contreras Mazarío, director de Asuntos Religiosos del Ministerio de Justicia. Hoy, dijo, “España no es católica teórica, cultural o políticamente”.

En una sociedad cada vez más multicultural, añadió, el Gobierno quiere revisar la definición de libertad religiosa, para que todas las religiones sean realmente iguales.

De hecho, son muchos los que ven a la Iglesia como una fuerza reaccionaria que intenta que el país no progrese. “El ejército evolucionó tras Franco”, dijo Carlos Parrado, presidente de la Asociación Escuela Laica, que inició la denuncia para que se retiraran los crucifijos de la escuela de Valladolid. “La Iglesia nunca tuvo esa evolución”.

En muchos aspectos, España representa “una profunda paradoja”, según George Weigel, experto en el Vaticano y biógrafo del papa Juan Pablo II. “Por un lado, la antigua alianza española entre altar y trono hizo que la Iglesia no estuviera bien preparada para aguantar los huracanes de modernidad, de forma que cuando los vientos soplaron tras la muerte de Franco, casi todo se vino abajo”.

“Por otro lado”, siempre en opinión de Weigel, “es sorprendente que muchos de los nuevos y vitales movimientos de renovación y muchas de las nuevas comunidades católicas surgieran en España”. El Opus Dei, fundado en España en 1928, tiene 30.000 miembros en este país. El líder carismático Kiko Argüello atrae a miles de personas.

Poco pan y mucho circo

Más del 70% de los españoles bautizan a sus hijos, aunque sólo el 30% acude regularmente a misa. A pesar de sus políticas sociales, el Gobierno español sigue financiando con dinero público escuelas y hospitales católicos.

Para muchos, este intenso debate beneficia a ambas partes: la Iglesia hace oír su voz y el Gobierno puede hablar de algo que no sea la crisis económica.

Queda por ver cómo se resolverán estos debates. Parece que el divorcio exprés no acaba de arrancar, pero no por la presión de la Iglesia: son momentos complicados, y el divorcio es caro.

Visto aqui

13 comentarios:

María dijo...

Tú lo has dicho, poco pan y mucho circo.

La pregunta que te hice el otro día es la siguiente, y que tú entendiste otra cosa, a ver si puedes ayudarme:

Al final de cada post, y después de nuestros comentarios, tienes puesto: Enlaces, y en él enumeras una serie de enlaces de nuestros blogs, entonces lo que me gustaría saber, que no doy con ello, (mira que soy bruta jaja) es ...¿cómo haces tú para mostrar esos enlaces?

Muchas gracias amigo mío y te deseo una feliz tarde, da muchos besos a Paqui y también para ti.

María dijo...

Se me olvidaba, la música es preciosa.

Naveganterojo dijo...

Maria, me dejas de piedra, pues en mi blog....no se ven los enlaces que dices,(al menos yo no los veo).
Lo he visto en otros blogs y pienso como tu,(¿como lo haran?), y ahora me dices que tu los ves. sera cosa de la informatica, de todos modos si algun amigo que nos visita sabe responder, esta invitado a hacerlo, pues yo...."na de na".
Un abrazo para ti.

María dijo...

Kabila: Genocio en Gaza, es el blog enlazado que viene en este post tuyo, y ahora me paso a tus otros posts y te digo y que conste que no veo visiones jaajaj.

María dijo...

¿No los verás tú por casualidad en mi blog? jajaja porque yo me estoy volviendo loca preguntando a todos y nadie me sabe responder jajaja.

Naveganterojo dijo...

Maria, lo lamento, ni los veo en el mio ni los veo en el tuyo.
No se como se hace, tendre que investigar y preguntar a los amigos, pero de momento.....no tengo la mas remota idea.
Un abrazo

moderato_Dos_josef dijo...

Hola estoy leyendo vuestros comentarios sobre los enlaces y me interesa más que el tema de los curas jajaja. Por mi los curas que se vayan todos al Vaticano se encierren y practiquen sus orgías en secreto jejeje. En cuento a lo de los enlaces... yo tampoco veo enlaces en tu blog jajaja. O Sea que no sé qué es lo que ve María. Pero es cierto, lo he visto en otros blog y me gustaría saber cómo se hace jajajja. Aunque si no, tampoco me importa. UN abrazo!

Isa dijo...

Hola...
Por fin me leo todo enterito uno de tus últimos post y.... ni un comentario al respecto!!! jajajaja
MARIA!!! Yo tampoco veo nada....
¿Habéis probado, en "añadir gadget", el apartado de "enlaces de suscripción"? Vamos, yo no tengo ni idea, pero investigando es lo único que he encontrado que se parezca a lo que buscas...
Chica, me has tenido casi media hora con esto, jajaja.
Besos a los dos.

Tere dijo...

Primero voy a decir que los españoles aún tenemos la costumbre de relacionar nuestra vida con los oficios religiosos porque hasta hace muy poco todo tenía que ser así,yo quise casarme por lo civil en 1977 y me dijeron que tenía que apostatar,es decir,darme de baja en la Iglesia cosa imposible en aquellos tiempos ya que el matrimonio sólo civil no existía tampoco.Mi hija,en cambio,el año pasado pudo casarse sólo por lo civil.
Todo es muy reciente en nuestro país:el divorcio,el matrimonio civil etc,necesitamos más rodaje,lo que sí tengo bien comprobado que la mayoría de la gente va a la iglesia a celebraciones sociales más que religiosas.
Llevo toda la tarde peleándome con lo de los enlaces porque me invitaron a participar en un blog comunitario que se llama ERASE UNA VEZ INTERNET,allí explican cómo se hacen
http://foroerase.blogspot.com/

"Para poner un enlace a vuestro blog, al final de la entrada hay que seguir estos sencillos pasos...

a)AL FINAL DE LA ENTRADA, ESTANDO EN EDICIÓN DE HTML, ESCRIBES EL NOMBRE DE TU BLOG
EJEMPLO

FOROERASE - ERASE UNA VEZ EN INTERNET - MIMO11

B)A CONTINUACIÓN LO SOMBREAS PASANDO EL RATÓN POR ENCIMA

C)PINCHAS EN EL TERCER ICONO, DE COLOR VERDE ("INSERTAR ENLACE")Y, DENTRO DEL CUADRO QUE TE APARECE, COPIAS EL ENLACE DE LA DIRECCIÓN ORIGINAL DE TU PAGINA

EJEMPLO
http://foroerase.blogspot.com/


D)LE DAS A ACEPTAR Y YA PUEDES PUBLICAR
Publicado por mimo "

Espero que os sirva de ayuda y de paso decidme si a mí se me ve el enlace.Abrazos

María dijo...

Hola Matacucarachas, ya veo que tú y otras personas seguís sin ver lo de los enlaces, pues yo sigo viéndolos jajaja yo creo que debe ser cosa de google, ¡¡¡esto sí que tiene magia!! jajaja.

Permímete responder a las personas que han tenido la delicadeza de responder mi comentario:

MODERATO JOSEP: No te imaginas cómo me he reído con tu comentario, gracias por tu simpatía y un besazo.

ISA: Muchas gracias por tu ayuda, pero lo acabo de probar y no es eso. Un beso.

TERE: Muchas gracias por tu ayuda pero no entiendo muy bien todo eso, ya fui a tu blog a explicarte lo que quiero, ójala me puedas ayudar. Un beso.

Muchas gracias Matacucarachas, un beso y feliz fin de semana.

Esther dijo...

Yo creo que más bien que católicos creyentes y practicantes España está compuesta por católicos "costumbristas",es decir lo vemos como parte de la cultura..Yo misma me casé por la iglesia para ir de blanco y esas cosas,bueno en su día creía algo más en la iglesia pero poco a poco me fuí desengañando también..

Nos gusta la fiesta,las bodas,bautizos comuniones lo son..religiosas pero fiestas..Procesiones,todo...Porque si fueramos más creyentes las iglesias los domingos estarían llenas de fieles yendo a misa y no lo deben estar ( no lo sé cierto porque no voy..).Así que no vean España tanto como un feudo católico que creo que no lo es..

besitos y buen finde solete.

Ains por cierto ahora que leo los comentarios.. a mi eso me ha pasado en otros blogs que me decían que veían mi enlace en el suyo y yo entraba y no lo veía si hasta para que me creyera llegué a mandarle una captura de pantalla de lo que veía yo.. jaja.Debe ser un misterio de blogger fijo..Besitos a todos..

lys dijo...

Es cierto, somos un país al que le encanta un circo, una fiesta, y formar parte de masas,cuanto más abultada en números mejor. En España(salvese el que pueda) los católicos de las dos Bs son la mayoria.Yo no creo en la iglesia, pero ni niño no va a ser meno... eso es lo que he escuchado amenudo.

Me ha encantado este post, por lo esplicativo con las palabras necesarias.

Un abrazo, y gracias por tus palabras de ánimo cuando las necesitaba.

El Ajustador dijo...

Hola, Navegante Rojo. Te adjunto aquí un apunte sobre la misma temática que he escrito en mi blog. Como el mío no lo lee nadie, si a ti te gusta lo publicas en el tuyo, por el que te felicito. Te lo habría enviado por mail, pero no acierto a encontrar el tuyo.

"Eminencia

Buenas tardes, Eminencia. Que es usted una eminencia, además de Cardenal, Obispo y Presidente. La hostia en verso. Don Antonio María Rouco Varela. Estaba yo esperándole desde hace días. Se me retrasaba usted. Y me extrañaba un mazo. Días esperándole, esperando a que abriese esa boquita que tiene. Esa boquita en la que, por no saber cerrarla, no es que entren ya moscas por enjambres. Es que le caben portaaviones enteros. La Sexta Flota Gringa le cabe a usted ahí dentro. Total, que no podía fallarme, señor Obispo. Le tengo a usted mucha fe, aunque sea yo más ateo que una piedra. Le tengo fe por esa boquita que usted se calza y por ese fascismo integrista y fanático que destila en su mirada de pecador irredento que ardería en el Infierno. Si es que el Infierno existiese. Que no existe.

Porque ya está bien, señor Obispo. No sé cómo andará la cosa por otros hemisferios, latitudes y religiones. No soy tan viajado, que la hipoteca es una cadena corta y pesada. Pero es que aquí, en el Glorioso Occidente Cristiano y más en la católica España, la Santa Madre Iglesia nos lleva fritos desde hace más de mil quinientos años. Exactamente mil seiscientos veintinueve, cuando al malhadado del emperador Teodosio le dio el simún de hacer al Cristianismo religión oficial de Roma. Que si lo viera ahora por la calle le mancaba un soplamocos con la mano abierta. Vaya cagada que te marcaste, nene. Abrir la puerta sin preguntar quién es. Y todos entrando en tromba. El Papa y sus amigos los cardenales, seguidos de los obispos, los curas y hasta los monaguillos cantando avemarías. Revoloteo de sotanas, golpes de báculo, cuidado Manolo aguanta que se te cae la mitra, ojo Pepe que me pisas la casulla de los domingos... Y entraron hasta la cocina. O sea, que en nuestra maltrecha piel de toro, la Iglesia ha formado parte indisoluble del Estado desde hace más de milenio y medio. Lo cual, a los efectos, quiere decir que si eres español eres católico, la religión la llevas de fábrica. Y te jodes, haber nacido en Tasmania.

Así fue hasta que, en mil novecientos setenta y ocho, tuvimos nueva y flamante Constitución Española. Que, en su artículo 16, punto 3, declara que ninguna confesión tendrá carácter estatal. Con esto se desvinculaba, por fin, la Iglesia Católica y el Estado Español. Ya podíamos los españolitos hacer lo que se nos viniese en gana con nuestra fe o falta de ella. Y, tras treinta años de carta magna, todos nos la tenemos más que requetesabida. Todos la respetamos, la conocemos de pe a pa, somos superdemocráticos y architolerantes. Entonces, ¿por qué mierda arma usted tanto revuelo por unos cochinos carteles que un puñado de ateos cuelgan en el bus, Eminencia? ¿No puede una ateo decir que lo es sin que le lluevan las hostias de canto? ¿O qué hacemos? ¿Nos creemos la Constitución, nos ciscamos en ella, la manipulamos cuando nos conviene y la olvidamos cuando no? ¿Qué pasa aquí?

Pues pasa que a la católica, apostólica, romana y españolísima Iglesia le ha venido muy mal eso de verse separada del poder estatal, tras tantísimos siglos de chupar del bote. Pasa que a muchos jerarcas eclesiásticos les ha sentado como una patada en la tiara eso de no pesar lo mismo que un ministro. Acostumbraditos como estaban a mangonear en las más altas esferas del régimen. Usted, por ejemplo, don Antonio María. Frustración que tiene de no haber llegado a tiempo. A tiempo de aguantarle el palio al Generalísimo cuchicheándole consejos al oído. Consejos como el que se permite dar a las autoridades, pidiendo que nos "tutelen" la Libertad de Expresión.

¿Pero es que no se da cuenta usted, maldito engendro abyecto vomitado de las profundidades del Averno? ¿Tanto hace que olvidó las Sagradas Escrituras? ¿No se percata, señor Rouco, de que al mismísimo Jesucristo las autoridades también le "tutelaron" la Libertad de Expresión? Se la tutelaron los equivalentes de la época. Es decir, el Imperio Romano, representado por Poncio Pilatos, y el Gran Sanedrín, el consejo de sacerdotes de Israel, comandado por Caifás. El Estado y la Iglesia. El Estado y la Iglesia, señor Rouco. La fuerza y usted. Como a usted, a Caifás no le venía bien que deambulara suelto por ahí un tipo con greñas y ropa de pobre que andaba cuestionando la fe establecida. Como usted hace hoy, Caifás reclamó a Pilatos que se le tutelara la Libertad de Expresión a Jesucristo. Y fíjese, fíjese si se la tutelaron bien, que lo acabaron torturando, crucificando y haciéndolo morir entre horribles tormentos. A eso lleva la "tutela" de la Libertad de Expresión, Eminencia. Caifás, que es usted otro Caifás.

Así que, señor Obispo, mire usted a ver si puede hacer un esfuerzo. Aprenda un poco de la vida de Jesucristo. De una puñetera vez, que ya va siendo hora. Hostia."

El Ajustador