viernes, 30 de enero de 2009

El silencio

En un tiempo pasado, llegue a temer al silencio, ese silencio a mi alrededor y en mi interior, ese silencio agobiante, doloroso y aplastante que me mantenía en un estado de shok permanente, y que curiosamente me impedía pensar y reaccionar. Busqué desesperadamente las relaciones humanas creyendo que con ello huiría del silencio, pero me volqué tanto que olvide pensar en mi. Hoy creo haber encontrado el punto intermedio para vivir en armonía conmigo y con los demás. Un tiempo para los demás y un tiempo para mi, un tiempo para compartir y un tiempo para reflexionar, tiempo para el mundo exterior y tiempo para mi mundo interior. Es un placer entregar tiempo y amistad a los demás, pero también es necesario el tiempo de entrega interior, y esa entrega solo se consigue con el silencio, ese silencio que antes llegue a odiar me ha enseñado de nuevo a vivir. Dicen que desde que nacemos hasta que morimos estamos aprendiendo, y debe de ser cierto, pues en estos días he aprendido mucho, he aprendido a conocerme mas, he aprendido el valor de la amistad profunda,he aprendido a mirar con otros ojos a mi pareja, he aprendido que tengo unos amigos fantásticos, amigos a los que (quizá) no conoceré jamas en persona, pero que de todos modos llevo con cariño en mi corazón. Esta entrada tan "filosófica", es para todos vosotros, para agradeceros esos comentarios tan hermosos, tan tiernos, tan humoristicos, tan profundos que me habéis dedicado durante estos días de "desconexion". Gracias amigos.

32 comentarios:

daalla dijo...

Me alegro de que vuelvas a estar conectado, aunque quizás no lo has estado nunca. A veces, el mejor de los sistemas tiene "bajadas de tensión" y son precisas tareas de mantenimiento. No tengas miedo al silencio, es un buen maestro.
Bienvenido de nuevo.

Cecilia Alameda Sol dijo...

Espero ser de ese colectivo de amigos que no conoces (aunque lo de no conocerlos jamás yo no lo diría tan tajantemente porque el mundo da vueltas insospechadas) y soy de las que se alegran por tu regreso. Se te echaba en falta, de verdad.
Si le has sacado provecho al silencio, bienhallado sea el lapsus en que no has estado por aquí.

Maripuchi dijo...

Hola guapo, yo es que tuve chivata ;-)
Me alegro que te encuentres... es una pasada :D
Un besoteeeee

P Vázquez "ORIENTADOR" dijo...

Bienvenido, welcome, bienvenu, ciao...

lys dijo...

Lo dijo el Rey Salomón, -Hay un tiempo para todo-

Me alegro de tu regreso. Un beso de bienvenida.

Te invito a unirte al manifiesto. Juntos podemos.

El iResponsable dijo...

Pos nada, bienvenido de nuevo, trata de disfrutar del momento y olvida por un rato a esos buitres negros que no paran de revolotear sobre tu cabeza.

Esther dijo...

Al final he sacado tiempo antes para leer esta entrada de tu vuelta ¡ya tenia ganas de leerte por aqui!Haces muy buen en buscar ese equilibrio,eres tan bueno que te has volcado en todos y no te habrá quedado tiempo para ti..

Eso me pasó a mi también hace un tiempo y me encerré en mi misma un poco,creo que fué al principio de crear mi blog y a mi me sirvió de terapia.

De todas formas,despues de esos silencios sabes que tienes mi mano amiga para lo que necesites,para reir,llorar,lo que sea...

Muchos besos solete

Alberto Ríos Mosteiro dijo...

Naveganterojo: navegar en soledad no debe asustarte, como tampoco te asusta navegar en compañía. El silencio, ese silencio que nos lleva a conocernos mejor, a ver las cosas de otra manera, a colocar cada cosa en su sitio, es tan necesario como los sonidos que nos rodean y que, en ocasiones, pueden volvernos sordos a nuestros sentimientos, a nuestras preocupaciones, a escucharnos a nosotros mismos. Me alegro por tus silencios, aunque signifiquen no saber de ti un tiempo, porque cuando regresas vuelves con más fuerza, con más ganas, siendo más tú. Un abrazo y bienvenido de nuevo.

RGAlmazán dijo...

Gracias a tí, compa, me alegro de tu vuelta. Un abrazo.

Salud y República

María dijo...

Me alegro mucho que hayas vuelto y sobre todo en este día 30 día de la PAZ tan especial, en el que has dejado tu huella en mi blog en el manifiesto de solidaridad creado por Cornelivs y que muchos blogueros nos hemos sumado a ello.

Gracias por volver, y está bien también tener en algún momento silencio para desconectar de todo y reflexionar.

Un beso y bienvenido.

Nacho dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Duende Crítico dijo...

En primer lugar quiero agradecerte que te vuelvas a pasar. Hay veces en las que el silencio y escucharse a sí mismo enseña mucho. Por lo que se ve, has tomado debida cuenta.

tristeza dijo...

Hola a todos.

Solo queria deciros que ya no veremos mas los comentarios de jeyacobi, porque el dia 27 le vencio el cancer.

Gracias a todos por haberle hecho tan feliz con vuestras opiniones

Un saludo

tristeza dijo...

Hola a todos.

Solo queria deciros que ya no veremos mas los comentarios de jeyacobi, porque el dia 27 le vencio el cancer.

Gracias a todos por haberle hecho tan feliz con vuestras opiniones

Un saludo

RGAlmazán dijo...

Perdona que utilice tu casa, Navegante.

Hola Tristeza. Alguna vez Jeyacobi hizo comentarios en Kabila. Siempre con sentido común y con espíritu crítico. Lo siento. Un abrazo.

Salud y República

Libertad Martínez dijo...

Hola navegante, te he leido en tu comentario en mi blog.
Genial que estés aquí, sabes que mucho y muchas te necesitamos. Por michas cosas, sobretodo, por tu equilibrio.
Navegante, hoy me decía una amiga que por fin las mujeres tenemos un anuncio: "POR QUE NOSOSOTRAS VALEMOS".
Y te lo hago extensivo: "POR QUE TU LO VALES".
Y ya sabes esa es la frase con la que te tienes que levantar todas las mañanas.
Un beso fuerte, de una amiga, que cree firmemente que un día SI QUE NOS CONOCEREMOS.

Raiandoelsol dijo...

Hola de nuevo, Navegante.

El silencio nos permite oir las voces que no escuchamos...,
la voz del alma, indudablemente,
creo que es el silencio, el encuentro con nuestros pensamientos ...

¡Hay tantos silencios que nos pueden decir tanto! Creo que lo más importante es saber escucharlos y, con el sentir del alma,transportarlo hasta el corazón.

Silencio , la voz del alma,la voz que nos puede guiar..., déjala que te lleve, que te ordene, porque tal vez, nunca te va a traicionar...



Navegante,Amigo, fue un placer encontrarme con otro mensaje tuyo, en Matices ...


Por si deseas pasar, te digo que ahora estoy en el nuevo blog. "En el crepúsculo nuevo ...", cuando puedo, estoy reeditando Poemas conocidos y algunos nuevos.

Te dejo un saludo cordial, y como siempre mis mejores deseos.Cuidate.

Naveganterojo dijo...

Rafa estas perdonado, faltaria mas.
Tristeza, me has causado una gran pena al leer tu comentario,jeyacobi era habitual en este blog, daba gusto leerle por la fuerza que emamaban sus letras, por su izquierdismo militante, por su humanidad,y por su buen humor.
Lamento profundamente su ausencia,siempre causa dolor la perdida de un amigo, pero la de el causa mas, pues a muchos nos regalo la sabiduria de la edad.
Recibe un abrazo, y a el le mando un ¡¡viva la republica!!, que seguro que le encantara este donde este.

UN LUGAR DONDE RESISTIR dijo...

El silencio es algo bueno para poder reflexionar, pero me alegro de que estés de vuelta, espero poder seguir leyendote.
Saludos.

m.eugènia creus-piqué dijo...

Buenos días sabaderos mi niño.
Me alegro que hayas vuelto a nuestro mundo bloguero, va muy bien desconectar a veces y rumiar sobre cosas importantes, estoy contenta de que hayas sacado tus propias conclusiones y estes mejor.Que tengas buen finde amigo.Petonets.

Ernesto dijo...

Hola amigo, me alegro un montón de que ese alto en el camino te haya venido bien.

Por lo demás, un gusto volver a tenerte entre nosotros.

Un abrazo.

Sombra de Luna dijo...

He vuelto!!
Me encantan tus palabras...
Hay que aprender a amar el silencio. No tiene porque estar ligado a la soledad, el silencio con alguien a quien amas al lado puede llegar a convertirse en uno de los momentos mas maravillosos del día.
un abrazo gigante!

NoEly_LaPerraVerde dijo...

Me alegra que hayas aprendido tanto estos días xDD.

Y las gracias...no se merecen ;)

1 abrazo camarada!

Jose Alberto Caja dijo...

He leido esta última entrada, y justo depués la anterior.

Algo en común nos une. Ese silencio. Ahora estoy envuelto de lleno en uno.
Quiero tenerlo cerca...y aveces lejos. Me quita y me da vida.

...


Te seguiré la pista, te seguiré leyendo. Necesito navegar.

Freia dijo...

Me alegro de tu vuelta serena y meditada.
Un abrazo
PD. No recibí ningún correo tuyo. Te repito el e-mail

blogfreia@gmail.com

Freia dijo...

Querido Navegante

Ayer se me "traspapeló" tu comentario en mi blog, entre otros dos y no te contesté. Discúlpame, lo leí al recibirlo pero luego no lo vi. Hoy lo he releído y acabo de contestar.
Un abrazo

Miguel dijo...

Te entiendo bien.
Me encuentro en plena metamorfosis de mi vida.
Ya he pasado la fase de nostalgia por lo vivido y lo no vivido.
Ahora sólo busco la sabiduría que me permita ser feliz.

Ése equilibrio que has conseguido, es imprescindible para alcanzarla.

Un abrazo.

Naveganterojo dijo...

Daalla,gracias por tus palabras, y tu bienvenida, creo que ya no le temo al silencio, mas bien aprovecho su paz para reconciliarme conmigo mismo.
Un saludo amigo.

Cecilia, ni que decir tiene que si eres de del colectivo de amigos, y...es cierto, rectifico mis palabras,el mundo da vueltas insospechadas y lo que hoy es imposible mañana puede ser posible.
Un abrazo.

Maripuchi, tu tienes ciertas ventajas que los demas no tienen,ja,ja.
Un abrazo amiga mia.

P.Vazquez, bienhallado, gracias.

Lis, A veces nos perdemos en enmarañados vericuetos de la vida y perdemos el norte, pero con un poco de paciencia volvemos a recuperarlo.
Un abrazo.

Amigo iResponsable, , me ocurre que los buitres no dejan de graznar enlos medios de comunicacion y asi no hay forma de olvidarlos,ja,ja.
Un saludo.

Esther, ¿que decirte?, siempre estas pendiente, siempre preocupada, eres una de mis mas fieles lectoras,(bueno, basta de hacerte la pelota que luego te lo crees,je,je).
Gracias por estar ahi.
Un fuerte abrazo.

Alberto Rios,amigo, tus palabras me han emocionado,cuando leo comentarios asi es cuando comprendo el valor de la amistad entre desconocidos,(no tan desconocidos en el fondo, pues este mundo abre las puertas a duraderas formas de amistad, y conocimiento de los demas).
Un abrazo y gracias por tus palabras.

Don Rafa, es un orgullo tener su amistad.
Un abrazo.
Salud y republica,(y que usted y los demas podamos llegar a tenerla).

Maria, gracias a ti tambien por estar siempre, y por tus palabras de aliento.
Un abrazo.

Querido duende, hace ya un par de añitos que nos conocemos, y a veces hemos entrado en "recesion", pero nunca hemos dejado de estar conectados.
Gracias por estar siempre.
Un abrazo.

Libertad,gracias, esa frase de "por que tu lo vales", me ha emocionado,ja,ja.
Todos vosotros si que valeis, cada uno me aportais un granito de sabiduria,una pizca de humanidad,y un gran trozo de amistad.
Tambien es mi esperanza que un dia podamos conocernos todos nosotros.
Un abrazo.

Riandoelsol,amigo, tus palabras como siempre, profundas y sabias.
Me ha gustado sobretodo la frase:"la voz del alma,la voz que nos puede guiar..., déjala que te lleve, que te ordene, porque tal vez, nunca te va a traicionar...".
Gracias por tus palabras, es un placer leerlas.
Un abrazo.

Un lugar donde resistir, gracias por tu compañia y tus palabras de animo, tambien para mi es grato volver y seguir leyendote.
Un abrazo.

M.Eugenia, eres un encanto de persona, te lo digo por activa y por pasiva, por email y por los blogs, y no me cansare de decirtelo.
Un beso para mi amiga mas especial.

Ernesto, tu y yo podriamos hacer un duo humoristico, parece que nos hemos sacado la vena inspiradora de soltar chorradas en los comentarios,ja,ja(tu me entiendes).
Un abrazo amigo, y tambien para mi es un gusto volver a leerte.

Sombra de luna, me alegro de que tambien tu salgas del bache, mucho animo y adelante que tu puedes y lo sabes, seca las lagrimas y mira el sol, merece la pena.
Un abrazo.

Noely,ja,ja, y no voy a la universidad,(si fuera quiza aprendiera mucho mas).
Un abrazo, mi joven amiga republicana.

Jose Alberto, gracias por tu visita, no se que te ocurre, pero ya has leido que a veces es bueno desconectar y hacer un viaje por nuestro interior, descubrimos cosas que hay que sacar brillo, y cosas que ahy que tirar, para dejar espacio a lo que venga nuevo,(si tenemos la mente llena de trastos viejos y del pasado no dejamos sitio para lo nuevo).
Un saludo y de nuevo bienvenido.

Freia, sabia que algo habia pasado,ja,ja pues tu no dejas un comentario sin contestar.
Te he vuelto a mandar el email, si no lo recibes pues te dejare mi direccion en tu blog para que me lo mandes tu a mi y ya esta.
Un abrazo y gracias por tu bienvenida.

Naveganterojo dijo...

Miguel, se me habia pasado tu comentario, perdona.
Creo que pasada la fase de nostalgia, la cuesta deja de ser empinada para convertirse en un llano, (aunque no exento de curvas).
Me alegro de que vallas saliendo adelante, si me necesitas, sabes donde estoy, quiza un cojo y un ciego hagan bien el camino,ja,ja).
Un abrazo

Tere dijo...

A mí también me asusta el silencio de fuera de mí,siempre estoy conectada a la radio,la tele,a mi familia,a cualquier cosa hasta que consiga controlar mis pensamientos automáticos,si me quedo en silencio absoluto mi mente es un caballo desbocado.
Un abrazo.

Naveganterojo dijo...

Tere, al final el silencio puede ser un amigo, solo hay que escucharle y no temerle.
Un fuerte abrazo

Jose Alberto Caja dijo...

Tengo oportunidad de irme muy lejos... y de irme muy cerca.

Hace poco he terminado con algo que llevaba meses con ello. Y he comprendido que no merece la pena continuar. Creo que era lo que me faltaba para cerrar algunas cosas.
He extraido lo que me hacia falta y lo guardo con placer... y el resto... no sé que hacer con el resto.
Alli se encuentra parte de mi silencio.

Lo perdí en no sé donde.

Pero gracias a él he comprendido lo que soy y lo que puedo llegar a ser.

Quizá es lo que me hace falta. Encontrar parte de ese silencio para completar el puzzle.
Debería empezar a buscar.

Creo que es hora de navegar.

...

ES hora de navegar.

PD: un placer aparecer en tus enlaces.