martes, 9 de diciembre de 2008

No nos engañemos, el fascismo esta muy cerca de nosotros

El mes pasado tuve mi primer encuentro con la ultraderecha de España. Aunque estudié la particular versión del fascismo español en libros académicos y a través de imagenes documentales, nunca antes me había acercado a una manifestación suya, ni había visto brazos en alto en carne viva. Suelo de estar bastante lejos de ellos. Sin embargo, tenía ganas de observar los sucesos del primer 20-N después de la aprobación de la Ley de la Memoria Histórica que prohíbe los símbolos fascistas en el Valle de los Caídos. Así que sin dar demasiadas vueltas, me corté el pelo, superé mi miedo y pasé 24 horas con los enemigos de la "manipulacion de la memoria histórica" y de los "payasos cómo Garzón que pretenden de juzgar a cadáveres".

Nada más llegar a las puertas del Monumento Nacional de Santa Cruz del Valle de los Caídos en un autobús de la Fundación Francisco Franco, queda claro que el artículo 16 de la Ley de la Memoria Histórica no es nada popular con la gente que me rodean. Algunos viejos insultan al guardia civil que se registra el autobús en busca de símbolos franquistas. Cuando el "desgraciado" desaparece, las mujeres, indignadas, vuelven a colocar sus insignias ilegales en sus chaquetas de invierno.

En el monstruoso patio de un monumento grotesco se izan un par de banderas con la águila negra volando por encima de las cabezas en alto. Gritos espontaneos de "Arriba España!" alimentan el frío viento que sopla desde un pasado violento nunca juzgado. Un aire cargada de odio, pero también de sorberbio. Cuando la Guardia Civil intenta de quitar las banderas, tienen que retirarse enseguida por el enjambre de enojados que corren para enfrentarse con ellos. Dentro de la Basílica, cuatro guardias de La Falange erguidos al lado de la tumba de su sagrado fundador. Padres e hijos se acercan para dar el saludo fascista frente al altar antes de sentarse en los bancos rebosantes de convicciones antiguas, pero vivas, muy vivas.

Por la noche, mientras ando al lado de un jeep militar que lleva algunos falangistas fumando puros con guantes del cuero negro en pleno centro de Madrid, me doy cuenta que esta gente no tienen ningún sentido de vergüenza de ser fascista en la actual sociedad española. Es más, tengo la impresión de que ellos piensan que son los dueños legítimos del país, treinta y tres años después de que murió Franco.

Es fácil decir que la ultraderecha son sólo cuatro malditos gatos con ocho vidas gastadas. Más difícil es aceptar que muchos más compartan sus pensamientos si no su vestuario anacrónico. Por ejemplo, un hombre de poco más de cuarenta años paseando por una acera de Argüelles que se para y leventa su brazo cuando se cruza con las filas de camisas azules. Y otro grita, "¡Me traéis recuerdos de mís días de Fuerza Nueva!". O una mujer en un balcón de un tercer piso saludando a los guapos abajo. O los conductores de múltiples coches que pitan para dar ánimo a los peregrinos en camino al Valle de los Caídos para dejar una corona a la memoria del gran Ausente.

En la Plaza de Oriente, tengo otro encuentro con la asombrosa falta de vergüenza que tienen los fascistas. Con Blas Piñar sentado tranquilamente en el escenario, hay un fervor entre las masas que no pueden contener sus ganas de gritar "¡Viva Franco!" Cuando la concentración termina cantando "Cara al Sol" estoy sacando fotos de gente con sus brazos muy en alto. A traves del visor de la cámara puedo ver a una mujer que me esta haciendo un gesto con su único brazo libre. Quiere que le saque una foto. Lo hago. Sonríe. Está contenta. Yo tengo ganas de llorar.

Según Jacques Lacan, el psicoanalista francés, la vergüenza está directamente vinculada a la ética del sujeto. Es así porque el sentido de vergüenza surge de un contexto social. Por lo tanto, la falta de vergüenza mostrada por los defensores del franquismo hoy en día es el resultado de una sociedad en que los verdugos del régimen nunca se han hecho responsables de sus crímenes como, por ejemplo, en Alemania. Como consequencia, en Alemania está prohíbido organizar actos fascistas o llevar símbolos Nazis, pero en cambio en España se pueden hacer las dos cosas sin sentir ninguna vergüenza. Una situacion excepcional de impunidad que requiere que se juzgan a los culpables antes de que todos se mueren en la cama.

Sólo la intervención de justicia, basada en conceptos básicos de los derechos humanos, puede cambiar un contexto social en que los cómplices de crimenes de lesa humanidad pueden manifestarse con orgullo mientras que sus víctimas tienen que andar por las calles con miedo todavía. Lamentablamente esto es la realidad vergonzosa de una democracia sin vergüenza.

Scott Boehm es Socio del Centro de los Derechos Humanos de Berkeley y Investigador del Archivo Audiovisual de la Guerra Civil Española y la Represión Franquista de la Universidad de California, San Diego.

Visto aqui

15 comentarios:

GINEBRA dijo...

NAVEGANTEROJO, me ha entusiasmado el artículo que desconocía por completo. Te agradezco mucho que lo hayas colgado en tu blog (eres genial). Muy interesante. Es verdaderamente desolador que aún, a estas alturas de nuestra progresión democrática haya gente que piense y dedique sus fuerzas a nostalgias fascistas.
En este país, muy cierto lo que dice el artículo, NO ES COMO EN ALEMANIA, aún no están penados estos símbolos y parafernalias porque los culpables no han sido juzgados ni acusados por crímenes contra la humanidad. Yo también lo veo así.
Besazos.

Naveganterojo dijo...

Por eso seguiremos luchando amiga ginebra, por que sean juzgados , acusados y condenados los asesinos franquistas,(si aun queda alguno), y su regimen de terror.
Un abrazo

RGAlmazán dijo...

Pues ese viajecito está pagado con le dinero que le subvenciona Esperanza Aguirre a la Fundación F.F.
(que no quiero ni mentarlo).

Es lo que hay, menos, pero haberlos haylos.

Salud y República

El iResponsable dijo...

LOs viejos ya no tanto porque al fin y al cabo ya tienen una edad y es muy difícil hacerlos cambiar de opinión, pero lo que me da auténtico asco son los jóvenes, muchos de ellos ignorantes de como era de verdad el régimen y que a la primera de cambio venga a levantar el brazo.

Un saludo

Cecilia Alameda Sol dijo...

Se te ponen los pelos de punta al leerlo. Yo creo que esos jóvenes fachas, agresivos y enloquecidos son de la misma pasta que los pirados que se apuntan a las filas etarras. La única diferencia es que unos miran a un lado y otros a otro. Pero su desprecio por la democracia, la libertad de la gente y el progreso son muy similares.
Afortunadamente, Franco está debajo de la losa y su espíritu debe estar pudriéndose de rabia al ver todo lo que se dice de él.

Tere dijo...

No queda bien decir que se es fascista,hay que decir que uno es demócrata,que tiene amigos homosexuales y que a ver no me molestan lo emigrantes pero...HIPOCRESÍA Y FALSEDAD.Apariencias,así son muchos en nuestro país,el Estado de las Autonomías las "soportan",pero si de ellos dependiera España sería Una,Grande y Libre.¡Se me ponen los pelos como escarpias sólo de pensarlo!
Muchos españolitos de a pie aspiran a ser grandes potentados y muchos tratan a los Ayuntamientos como si fueran sus propiedades privadas,sus predios,sus caseríos,sus terruños,en los que hacen y deshacen a su antojo,el amiguismo y el "¿qué hay de lo mío?" aún no ha desaparecido y nos costará algunas generaciones.
Si llevamos ya más de 30 años en las escuelas estudiando a Franco como una gobernante normal y la mayoría no lee más allá de cuatro novelas de superventas.¿Cuándo empezará el verdadero cambio en nuestro país? Un abrazo

Tere dijo...

A veces pienso que eres el único rojillo de Salamanca.Perdón por los que no conozco.

Esther dijo...

Jo había un angelito en medio de endemoniados.. menos mal que no se dieron cuenta que tu eres un angelito sino te comen vivo..No entiendo como aun hay gente que despues de probar la democracia y sus libertades prefiere el franquismo de verdad..Pero tenían que ser más duros con ellos y no dejar que llevaran simbolos franquistas porque estos van en contra de la libertad de todos..

Un beso muy grande angelito :)

MATANUSKA dijo...

no sabía nada de esto.

besoss

María dijo...

Me encanta la música que tienes puesta, es un verdadero placer visitar tu blog amigo mío.

Dejo un beso enorme para ti y otro para Paqui.

Feliz tarde.

Duende Crítico dijo...

Algún día quisiera ver una sociedad que sintiera vergüenza de ver a quienes luchan contra la democracia y las libertades. Si llega ese día, podremos estar seguros de que se ha forjado una auténtica sociedad civil, sólo concebible en el régimen del Estado de Derecho.

No estamos en Alemania, se nota...

Naveganterojo dijo...

Rafa, ¿la espe donando pelas a las fundaciones fascistas?, NO, no puede ser, con lo democrata que ella es,ja,ja.
Salud y republica.

El iResponsable, estos nenes que levantan el brazo a la primera de cambio lo hacen por que ven a los perros levantar la pata para hacer pis,ja,ja,ja.
Un saludo.

Cecilia, es cierto, tenemos un problemna con una parte de la juventud española, y ese problema es que hay pocos psiquiatras en este pais.
Como el enano del bigote levantara la losa donde esta enterrado....... no se que pasaria.
Un abrazo.

Tere,Este pais sera uno, grande y sobre todo libre, cuando aprendamos el verdadero sentido de la palabra LIBERTAD, mientras tanto sera el reducto de los cuatro fascistas que pululan por el mundo.
PD:En Salamanca quedamos aun bastantes rojillos,ja,ja(no tantos como seria de desear, pero bueno, hay muchos jovenes dispuestos a cojer la antorcha.
Un abrazo.

Esther, jolin, que mal me quieres, yo no he estado en ese sitio, ma habrian salido sarpullidos y habria echad hasta la papilla que ma dio mi madre el dia que naci,ja,ja.
Es un articulo de un joven americano.
Un abrazo.

Matanuska, es que en la vida no solo esta el espacio,ja,ja,ja.
Un abrazo.

Maria, se que no te gusta la politica, por lo que tu visita es doblemente agradecida.
(Le dare el beso a paqui cuando la vea,ja,ja).
Un abrazo para ti

Naveganterojo dijo...

Amigo duende............que tus palabras se hagan realidad.
Recibe un fuerte abrazo

María dijo...

Jajaja como me conoces sin verme jajaja.

Un beso.

Jarillo dijo...

EL FASCISMO ESTA aqui MISMO,ENTRE NOSOTROSñPASAROS A OJEAR LA ÚLTIMA ENTRADA DE MI )MODESTO= BLOG Y VEREIS UN SIGNIFICATIVO EJEMPLO.

Saludos.