martes, 25 de noviembre de 2008

NO MAS VIOLENCIA DE GENERO

Esta carta te la escribo mi querido esposo, con las ultimas fuerzas que me quedan después de tener una pequeña riña contigo...Recuerdo cuando nos conocimos lo caballero que eras limpio, elegante, atento educado un hombre como pocos según mis ojos ciegos, y a pesar de tu mala actitud no me daba cuenta de nada y me fui enamorando como loca de ti, dependía de tus caprichos, ya sabes educada a la antigua con moral y con prejuicios, tú para conjugar todo me regalaste ilusiones, miles de estrellas y buenos deseos sin duda me convenciste que eras con quien deseaba pasar el resto de mi vida. Una tarde toda ilusionada enamorada y vestida de blanco recorrí el Sendero para llegar a ti, con la esperanza que nuestro mundo seria siempre de color de rosa, y llego el tan ansiado “Hasta que la muerte nos separe” todos aplaudieron, tus ojos brillaron ilusa si, sellaste el pacto con Besos de Sangre invisible... Fiesta y solo 2 semanas de vida armoniosa, porque una mañana te enojaste pues tu camisa preferida no estaba planchada, ahí comenzó todo, me golpeaste y saliste apresurado, pense tengo la culpa por no tener su ropa limpia y te perdone; como si nada hubiera pasado a ti por la noche me entregue aun con el cuerpo adolorido. Este mal trato fue más continuo con la llegada de los niños, pues te incomodaban sus gritos, sí, ni dudarlo corazón eras precavido me golpeabas diciéndome que “Era la forma de demostrarme tu cariño” y yo lo creía, necesitaba hacerlo, porque te amaba y no podía dejarte, la maldita excusa de siempre ¿ Que dirán de mi ? o los niños están Pequeños necesitan a su papá, y siempre te justificaba por no aceptar que era mi cobardía a enfrentar la vida en soledad, por lo que en verdad no te abandonaba, además el juramento y la alianza de que nos separe la muerte ¿ como romperlo ? Si esta vida la había elegido YO nadie me forzó. A veces tus golpes ya no me dolían fuiste cruel y yo cobarde, hicimos de esto una rutina, me pegabas como para reafirmar jerarquía, tú eres el que manda soy tu mujer y tengo que obedecer, nada ni nadie nos podía separar creo que en lugar de casarnos, no note que para ti fue comprarme para tener sirvienta y prostituta gratis, no una mujer para amar y compartir. Esta noche me golpeaste como nunca en el vientre, la cara todo el cuerpo y casi me desvanecí, te asustaste y saliste despavorido, yo tome fuerzas de nada y salí a denunciarte ( que tarde ) pues a media calle, esta mi cuerpo inconsciente y mientras me llevan al hospital voy pensando que es verdad, solo la muerte nos va a separar, una promesa que cumpliremos; una muerte que loca y ansiosa en tus manos fui a encontrar y todo por amarte y ser cobarde, no tolerar el ¿ que dirán? Si eso es, ahora llego el fin y veo a mis hijos que lloran les han anunciado mi fallecimiento, no los puedo consolar, y me pregunto ¿ porque no te deje el primer dia que me golpeaste? ellos hubieran sido felices y no tan temeroso de ti y de mi....Ya se va y acaba el sufrimiento ahora lloras he imploras mi perdón, llevando a mi tumba flores como cuando éramos novios ¿ para que ? esas no las quería ni en vida, solo anhelaba tus caricias y tu aceptación, y solo obtuve tus golpes y mi propia humillación. Te dejo amor mío, por fin la muerte nos separó ( cumpli a cabalidad la promesa) eres libre, solo te pido que ya no golpees a nadie; mi cuerpo y mi alma por fin ya no sienten dolor. Atentamente Tú mujer a la que golpeabas y que por cobarde nunca se defendió. © autor: Una mujer fallecida

12 comentarios:

Esther dijo...

Una carta que extremece de pensar lo que pasaba por la cabeza de la pobre mujer.. Ya ves murió por el qué dirán ..Ojalá este caso no se repita y al primer golpe muchas denuncien y se vayan del lado de los maltratadores que no las merecen..

El que no sabe tratar a su pareja no merece estar con nadie,y ella está mejor sola que mal acompañada,porque eso no es un padre para sus hijos ,sus hijos solo necesitaban cariño, no un déspota.

Me has emocionado con esta carta, besitos.

MATANUSKA dijo...

dolorosa carta, no tienen nombre estos criminales bestiajos y animales.

la carta emociona.

abrazos

la inkilina dijo...

¿¿¿No acabara nunca???

Shanty dijo...

Fuertísimo. Y pensar que hay tanta mujer abusada. Te felicito por emplear esa historia (que supongo es ficticia) para ayudar a miles de mujeres a despertar de su letargo.
Un abrazo,
Shanty

Anónimo dijo...

Muy real,las mujeres no somos más fuertes,tiramos con coraje para adelante,porque sabemos el valor de poner una vida en el mundo.Con sus palabras me quedo"la educación represiva y el sentimiento de culpa".El machismo como todos los problemas graves tienen raices profundas,difíciles de cambiar.Sólo podemos confiar en las generaciones de ahora,en la educación de fondo auténtica sin lacras morales de conducta,porque la violencia de género es complicada,entra en conflicto con lo que hemos aprendido en siglos y solo eliminando esas referencias sociales adquiridas,se construirán otras nuevas.paqui

el piano huérfano dijo...

conmovedor y triste
yo ya no tengo palabras quiero hechos contra esos cobardes

CaminanteDeNoche dijo...

Creo que es más el miedo y la despotrección de la falta de medios lo que impulsa a estas mujeres a callar, más que la cobardía, nadie es cobarde por temer o callar cuando peligra su vida, aparte que ese trato mina la moral y las fuerzas para defenderse. Sólo cuando las fuerzas están al mismo nivel se puede hablar de valor,antes de que te sometan por la fuerza o por la humillación psicológica, y eso es al comienzo de estas situaciones...que por desgracia se suelen perdonar, y es que a veces el amor está demasiado ciego...

Besos

Mac dijo...

Hola, Tengo miedo, de que mis 2 hijas algún día se tropiecen con un mal nacido de esa clase.
Por que no se lo que haría con el, por que en el momento que me enterara de que alguien las pone la mano encima en ese mismo momento seria el final para ese despreciable animal.
Me da igual si es su futuro Novio, Esposo o Si fuera la pareja de mi ex.
Seria implacable con el que fuera.

Naveganterojo dijo...

Amig@s, gracias por vuestros comentarios, como dice el amigo "el iresponsable",: a veces por culpa de estos cuadrupedos, reniego de mi condicion de hombre, y de la raza humana.
PD:Debido a un aumento del trabajo durante unos dias no publicare,(excepto el post de mañana que esta programado).
Espero volver a estar pronto con vosotros.
Un abrazo a tod@s

Duende Crítico dijo...

Es emotiva la carta cuanto menos. Lo que hablábamos el otro días se refleja aquí Navegante, y es que la mujer maltratada está anulada en estas relaciones de sometimiento.

No más casos, por favor.

Perséfone dijo...

Es una mierda que tengan que existir días como el de hoya, pero aún lo es más que esa carta bien pudiera estar escrita por un montón de mujeres fallecidas a causa de los malos tratos.

Eso sí, no nos olvidemos de todos aquellos hombres que también han sufrido algún tipo de maltratato.

Ellos también existen.

Un abrazo.

Cecilia Alameda Sol dijo...

Es muy importante que esteis los hombres en el compromiso contra la violencia y la degradación de las mujeres. La pena es que la violencia se haya cobrado víctimas masculinas también.

Has escrito mucho durante mi desconexión, tendré que pasar por aquí más despacio.
Un saludo y ¡sin desmayo!