domingo, 2 de marzo de 2008

NUEVA SINGLADURA

El barco esta listo,el capitán también,la tripulación creo que esta dispuesta para iniciar esta nueva singladura,no se el destino final,ni hasta donde llegare,pero creo que lo importante es zarpar,después....ya veremos donde nos lleva el viento.
Bien hallados todos,este barco es también vuestro,pues habéis ayudado a construirlo,tabla a tabla,clavo a clavo,con vuestro apoyo se ha creado.
bienvenidos a bordo,deseo que tengamos todos juntos un buen viaje

21 comentarios:

Maripuchi dijo...

Seguiremos navegando.
Besote

Gracchus Babeuf dijo...

A toda vela, amigo.

Freia dijo...

Bravo Navegante. Me alegro mucho...
..."viento en popa, a toda vela..."

m.eugènia creus-piqué dijo...

Bienvenido al mundo de los vivos ¡

LOS PILARES DE LA TIERRA dijo...

Seguiremos tus aventuras en tu cuaderno de bitácora.
Bienvenido de nuevo!!!

Alba dijo...

Sigue surcando los mares, sin soltar el ancla. Queda mucho por descubrir.
Un beso
Alba

Rue Madeleine dijo...

Me apunto a la singladura... Velas al viento, navegante¡

David Santos Holguín dijo...

Capitán!! Guíanos por el buen camino, cuidado con las altas olas y sobre todo con las gaviotas que nos intentan devorar el pescado conseguido día a día!!

Todo a babor!! Saluditos!!

RGAlmazán dijo...

El mar estaba quieto. Te esperaba. Y nosotros esperábamos al capitán. Adelante, a toda vela, la derecha, la Iglesia y las fuerzas vivas nos esperan.

Salud y República

Desiderio Hernández Benito dijo...

Que las tormenta que puedan llegar en tu ruta, jamás desvíen tu rumbo.

Fuerte abrazo compañero

salud.

Paco dijo...

Tu vuelta me alegra muchísimo. Bienvenido de nuevo y a soplar todos en la misma dirección.

Salud y república.

Eulalia dijo...

¡Oh capitan, mi capitán! Es un placer verle de regreso.
Permíteme, amigo mío, que te dedique un soneto que escribí hace algún tiempo y que me parece apropiado a las circunstancias.
Ruego, de antemano, disculpas por mi atrevimiento.

A las velas de tu vida insúflales fantasía
Deja que tu nao navegue por el mar de la amistad
No sufras por las tormentas que te depare la vida
Que, al cabo, cuando terminen
La calma renacerá.

Sujeta firme el timón para que el rumbo no pierdas,
Utiliza un buen sextante, fija el norte en tu compás,
Jamás prestes atención a los cantos de sirenas,
Mira fijo el horizonte y a buen puerto llegarás.

Que mil millones de estrellas iluminen tu camino
Cuando el buen sentido pierdas, que ellas te guiarán,
Nunca desoigas las pautas que te ha marcado el destino.

No te duermas en el puente ni vuelvas la vista atrás
(Poco ayuda el recordar el camino recorrido)
La meta tienes delante no lo debes olvidar.

Con todo mi cariño.
Eulalia.

Ballesta dijo...

Mi estimado navegante, una ballesta no es exactamente un cañón... pero quién sabe cuándo puede hacer falta. Permíteme que yo también suba a bordo.

Mi blog sigue en marcha, aunque no escribo tan a menudo como quisiera. La última entrada es del 26 del mes pasado, probablemente tengas que actualizar tu enlace.

Me alegró mucho encontrar tu comentario, y más aún que te vuelvas a hacer a la mar. Así que... ¡zarpamos!

Un abrazo, compañero.

Gracchus Babeuf dijo...

Anda, que no te puedes quejar del recibimiento.

Gracchus Babeuf dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Naveganterojo dijo...

Me habeis dejado sin palabras,ahora tengo la lagrima facil y por nada me emociono,pero...por vuestros comentarios es facil emocionarse.
Gracias a todos

Anónimo dijo...

Felicidades. Esto parece el Arca de Noé.
El primer día y todos a bordo.
Un beso
Marisa

Blanca dijo...

Vaya... llego la última... pero no por ello tarde, ¿verdad navegante?

Solo tu sabes cuanto me alegro de verte de nuevo surcando los mares "procelosos"... pero no te apure el vendaval. Tienes velamen suficiente para aguantar cualquier tipo de viento.

Un beso, navegante, te quiero mucho.

mjfranco dijo...

Viento en popa a toda vela
Bienvenido.

M.Angel dijo...

Reservame un camarote capitán.
Me alegro que sonrias.

Un abrazo y como no, salud y república.

Juan Carlos dijo...

Me repito... Esta noche tengo ganas de escribir aunque los dedos no me responden bien, están cansados de... bueno... mejor dejarlo.

Adelante viento en popa a toda vela.