martes, 2 de octubre de 2007

¿Y ESTO????

Entre los promotores de la Ley de Memoria Histórica hay mucho hijo de franquista o de falangista. Uno de ellos es el catedrático catalanista Borja de Riquer. Su padre, todavía vivo, fue combatiente en el Tercio de Montserrat. Este punto se ha borrado de todas sus biografías. ¿Quieren memoria? Pues la tendrán. Hace unos días, un grupo de intelectuales españoles presentó el manifiesto ‘Un compromiso ético inaplazable. La ley de la Memoria Democrática’ en Barcelona y exigió que el proyecto de Ley de la Memoria Histórica que prepara el PSOE haga una condena “formal” de la dictadura y declare nulos los juicios y sentencias franquistas por “ilegítimos e ilegales”. Entre los firmantes hay notables hijos de franquistas, como el magistrado José Antonio Martín Pallín, que fue fiscal en el régimen. Otro niño de papá del franquismo es Borja de Riquer, catedrático de la facultad de Historia de la Universidad Autónoma de Barcelona. En la presentación del manifiesto éste afirmó lo siguiente: “Sorprende cómo gente que se dice demócrata crea que más vale no remover el pasado”. ¿Cuántos de sus alumnos saben que el padre de Borja de Riquer, el filólogo Martín, nacido en 1914 y aún vivo, fue requeté en el tercio de Montserrat, una de las mejores unidades del Ejército de Franco en la guerra, y, por tanto, disparó a otros catalanes. El Tercio de Montserrat contribuyó al fracaso de la ofensiva del Ejército Popular en la batalla del Ebro ; tuvo cientos de bajas a lo largo de la guerra; y desfiló victorioso por el Paseo de Gracia de Barcelona. Incluso se cuenta que Martín de Riquer elaboró el protocolo del desfile de las fuerzas del general Yagüe en la capital catalana. Sin embargo, todo este pasado negro, como el del marqués de Samaranch, el de José Vilarasau y el de ‘La Vanguardia Española’, se ha ocultado en Cataluña. En cuanto se reintegró a la vida civil, Martín de Riquer ingresó en la Universidad, depurada de profesores separatistas y rojos. Sin duda, su valía era mucha, pero también la ausencia de rivales, las numerosas plazas libres y su servicio militar le ayudarían a ganar la oposición. Ejerció la docencia en las universidades Central y Autónoma de Barcelona. Ya jubilado, ha recibido más premios y homenajes, como el premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales en 1997. En ninguno de éstos (entrevistas en ‘El País’, por ejemplo) se ha mencionado su oscuro y quizás delictuoso pasado. BORJA DE RIQUER, FUNCIONARIO FRANQUISTA Borja de Riquer y Permanyer nació en Barcelona en 1945, cuando su padre empezaba su fulgurante carrera profesional. Y él heredó parte del genio paterno. Con sólo 24 años, en 1969, fue nombrado profesor de Historia de la Universidad Autónoma de Barcelona, la misma en la que ejercía don Martín. Es catedrático de Historia Contemporánea en la citada universidad desde 1988. ¿Exigirá Borjita de Riquer que la Ley de Memoria de Histórica condene a su padre por unirse a un ejército rebelde, matar a españoles ‘demócratas’ e ingresar en una universidad depurada por la dictadura?, ¿hay que desposeer al anciano (y golpista, no lo olvidemos) Martín de Riquer de sus medallas, premios y pensiones ganados en el régimen que él contribuyó a implantar?. Visto en :http://www.minutodigital.com/actualidad/2007/09/30/borja-de-riquer-hijo-de-un-requete-franquista-exige-remover/

3 comentarios:

Sdan dijo...

Ésta es la amnesia que nos metió con calzador el 'héroe más grande de la Democracia española', Suárez. Si Fraga se 'olvidó' de su pasado, por qué no los otros...

Duende Crítico dijo...

Curioso, más que curioso.

Recordar es bonito para no volverlo a repetir. Creo que eso se lo han olvidado algunos.

Anónimo dijo...

Verguenza!