miércoles, 26 de septiembre de 2007

La hora de la verdad

Si no se aprueba esta semana la Ley de “Memoria histórica” o de “Reparación a las Víctimas de la Guerra Civil y del Franquismo”, es más que probable que esta Ley quede definitivamente y vergonzosamente pendiente…
Estámos pues en las últimas horas de la negociación y, dada la oposición radical del PP a esta Ley y rotas las negociaciones del Gobierno con ERC, que seguía exigiendo la anulación de las sentencias franquistas, sólo quedaba la posibilidad de que el Gobierno llegase a un acuerdo con IU-ICV, CiU y PNV. Pero este acuerdo debería producirse antes de que finalice la semana en curso.
Las últimas “informaciones” de hoy (El País) anuncian que “el Gobierno avanza lentamente en la negociación de la Ley de Memoria Histórica”, puesto que “el Ejecutivo acerca posturas con CiU”, aunque “no logra avances en la negociación con IU-ICV”. Así pues, según estas últimas “informaciones”, la negociación avanza con CiU y podría incluir al PNV; pero sigue “bloqueada con IU-ICV, a la que el Ejecutivo no ha ofrecido apenas avances en los asuntos que tenían pendientes desde que lograron un preacuerdo en abril.”
Al parecer, y siempre según estas últimas “informaciones”, el desacuerdo del Gobierno con IU-ICV es que este Grupo exige una condena más explícita del franquismo que la propuesta por el Ejecutivo ("Cumple recordar que el 20 de noviembre de 2002 la Comisión Constitucional del Congreso de los Diputados aprobó por unanimidad una Proposición de Ley en la que el órgano de representación de la ciudadanía reiteraba que ’nadie puede sentirse legitimado, como ocurrió en el pasado, para utilizar la violencia con la finalidad de imponer sus convicciones políticas y establecer regímenes totalitarios contrarios a la libertad y dignidad de todos los ciudadanos’, y, en fechas más recientes, en el Informe de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa firmado en París el 17 de marzo de 2006 se denunciaron las graves violaciones de Derechos Humanos cometidas en España por el régimen político establecido tras la Guerra Civil entre los años 1939 y 1975") y que la declaración calificando de "ilegítimas las condenas y sanciones dictadas por motivos políticos", pactada en abril entre el PSOE e IU-ICV, tenga consecuencias jurídicas (para anular alguna sentencia en los tribunales), lo que excluye el Ejecutivo.
No sabemos si, faltando pocas horas para que venza el plazo, serán superados estos desacuerdos y si finalmente habrá una mayoría parlamentaria suficiente para aprobar esta Ley. Una Ley que seguirá siendo, sin duda, insuficiente y tardía, tanto desde el punto de vista político como moral, para condenar el golpe militar de 1936 y el régimen fascista que le siguió, y, sobre todo, para rehabilitar y dar reparación a las víctimas de la represión franquista. Pero lo que si sabemos, y cada vez son más los que lo saben, es que –como lo señalan algunos periodistas- “todos los partidos están presos de las demandas de sus respectivos militantes y electores a los que no pueden soslayar por la cercanía de las elecciones generales. La situación interna, convulsa en la mayoría de las formaciones que tienen que dar el sí al Gobierno, no ayuda sino que eleva el tono de las exigencias.” Ahora bien, lo que no deben olvidar estas formaciones y tampoco los socialistas y el Gobierno, es que las “exigencias” prioritarias deben ser las que conciernen directamente a las víctimas de la represión que nunca recibieron reparación. Nos referimos concretamente a las personas ejecutadas y a sus familiares directos. Sería verdaderamente vergonzoso que el PP, que no quiere para nada una Ley de “Memoria histórica” ni “suficiente” ni “insuficiente”, lo consiga; pero sería aún más vergonzoso, una verdadera infamia, que las víctimas de la represión franquista tengan que seguir esperando la rehabilitación y la reparación que todos los demócratas les reconocen. Visto en Diario Rojo y Negro
27.9 ACTUALIZACION
Gaspar Llamazares aseguró que su grupo tiene un verdadero interés en llegar a un acuerdo con el Ejecutivo para sacar adelante una Ley de Memoria Histórica “rigurosa” que plantee modificaciones reales a la hora de rechazar el franquismo desde las instituciones. El líder de IU se mostró pesimista sobre la posibilidad de poder llevar adelante una ley de estas características fuera de esta legislatura, pero afirmó que todavía es posible aprobarla, ya que “en las últimas horas” ha habido “aproximaciones” entre su partido y el PSOE.

3 comentarios:

Maripuchi dijo...

Tal y como anda nuestra política de andar por casa, no sé si prefiero que la ley se quede en el cajón otra temporadita a que salga un churro...

Sheba dijo...

Coincido en parte con Maripuchi, por el riesgo de salir una Ley de la Memoria histórica bajo mínimos, pero... confío en ZP. Es una oportunidad histórica.
Es la primera visita, creo, a tu blog y me encanta tu apodo "naveganterojo".
Salud y República.

roman dijo...

Espero de ZP, la valentía política que está demostrando y que haga de esta ley, el reconocimiento a nuestros republicanos y que el golpe de estado cruel del 36 sea repudiado en todo el estado. me ha gustado tu escrito.
salud y republica